miércoles, octubre 18, 2006

¡¡ No alimentar al troll !!

Muchos bloggers han sido víctimas de estos personajes anónimos, que tratan de sembrar discordia donde no la hay. Aparentemente sus motivos son oscuros para los bloggers y lectores honestos, que simplemente quieren informarse o divertirse un rato viendo un video, leyendo un chiste, o sobre cosas curiosas en la Internet. También se usa esta herramienta para expresar una opinión, o leer otras opiniones.

Desgraciadamente la tecnología también permite cosas malas como los virus y gusanos que dañan los programas del computador, la pornografía infantil, estafas online, el plagio de artículos, y últimamente he visto como muchos bloggers son víctimas también de esos seres anónimos y aberrantes llamados trolls. Algunas veces llegan a suplantar las identidades de personas honorables y honestas, y dejan comentarios en su nombre, o cosas por el estilo.

¿Qué es un troll del Internet?
Según la WIKIPEDIA, "un troll es una persona que escribe mensajes groseros u ofensivos en Internet, por ejemplo en foros, para interrumpir la discusión o enfadar a sus participantes. La palabra también se usa para describir dichos mensajes." Habría que agregar la política de "echarle leña al fuego", abusando de las debilidades de plantillas como las de WORDPRESS, que permiten que cualquier persona publique un comentario en el nombre de otra.

De acuerdo al blogger y experto en trolls José Ángel García Landa, la cultura de la Internet ha dado para seguir la filosofía de escribir en la red únicamente con una identidad de usar y tirar – o como mucho con una identidad ficticia: "Es a lo que parece invitar el medio. Algunos, sin embargo, tomamos otra opción, y escribimos utilizando nuestra identidad "oficial". Esto acarrea a veces efectos indeseables, especialmente cuando surgen quienes, desde el anonimato y la cobardía, se dedican a escribir insultos o calumnias sobre nosotros, o suplantan nuestra identidad intentando dañarla, buscando hacer creer a en foros o bitácoras que somos nosotros los autores de sus memeces y despropósitos. (..) Como estas personas son normalmente, además de mal intencionadas, obsesivas y sin muchos alicientes en su vida, tienden a agarrarse como sanguijuelas a quien ven que se opone a sus maniobras. Tal vez lo más aconsejable en muchos casos sea dejarlos hacer sin más, y que se aburran solos de su triste jueguecillo. Otras veces, sin embargo, se hace aconsejable borrar los comentarios de los blogs en los que participan. Esto es un asunto delicado, porque muchos blogueros son totalmente opuestos a borrar comentarios. Si el asunto es de carácter ofensivo, sin embargo, hay que recordar que es el bloguero el responsable de lo que se publica en su blog. Y si a mí se me insulta en un blog con la connivencia de su editor, desde luego cortaré toda relación con ese foro. Si la cosa pasa a mayores, podría incluso llevar el asunto a la policía, o a los tribunales."

Perfil forense de un troll
Editor General del OIMC encontró un artículo interesantísimo en la Internet titulado The Psychology Of Trolling. El moderador del debate (Legba Rex) online abre la discusión con la siguiente afirmación: "Quizás no sea muy original, pero recientemente he llegado a la conclusión de que el troll padece un problema de autoconfianza, pues cree que no está a la altura de las expectativas de la comunidad virtual. Esta ansiedad crece hasta destruir la intención original de unirse a la blogósfera, por temor al rechazo o de no encajar en la comunidad virtual. De esta manera, el troll cambia el temor al rechazo produciendo material incompatible para con esa comunidad."

De ahí en adelante vienen muchísimos comentarios complementarios de los participantes. Citaré sólo algunos:
"Mi propia teoría es que los trolls persistentes son el equivalente "online" de personas incapaces de distinguir entre la atención postiva (elogio, aprobación) y la negativa (crítica, desaprobación). Simplemente buscan atención. Creo que es un problema de desarrollo en la familia.."

"Asmismo me pregunto si los trolls que ocasionalmente nos visitan vienen deliberadamente para cazar una pelea con los "debiluchos liberales", o "conservadores", o lo que sea, porque se sienten demasiado vulnerables o débiles para luchar contra estas fuerzas ideológicas en el mundo real, y por instinto de conservación lo hacen de esta manera".

Campaña anti-TROLL
De cualquier manera, más allá de las afecciones psicológicas de los trolls y sus debilidades del carácter, está la cuestión práctica: ¿Cómo evitarlos? Un blogger español, llamado Greg, recomienda lo siguiente: "En todo caso, no contestar a ninguno de sus posts, por muy provocativo(s) que sea(n). A mucha gente le hierve la sangre (por eso el troll siempre es provocativo) y no puede evitar dedicarles una mínima repuesta, un comentario o un último argumento; es un craso error. Los trolls que tenemos repertoriados aquí NUNCA entran en razón. Se alimentan de nuestras respuestas para repetir su canción. Lo que les mata: el silencio y la indiferencia. Al ver que no logra su objetivo, el troll abandonará (+ o - rápidamente, a veces con un último intento desesperado de provocación a base de insultos) tu web para ir a pegar sus panfletos en otro sitio. Recuerda, cualquier mínima repuesta será para él un signo de que aquí, puede que haya comida. Y eso hará que te mande otra ración de su diarrea mental para comprobarlo."

Yo propongo que todos incluyan la imagen del troll al principio de este post, y la enlacen con la definición de wikipedia. Yo ya lo hice. Pueden hacer click abajo a la derecha, al final de esta página del OIMC para ver como funciona. Si les da pereza, les envío por mail el código que enlaza la imagen correspondiente. Creo que Greg tiene la razón, por eso, no me referiré a los casos de amigos míos que han sido víctimas de los trolls, incluso el día de hoy. De cualquier manera:

¡ No alimente al troll !

ARTÍCULO RELACIONADO: Cambio libertad por el ranking

5 comentarios:

Markota dijo...

¡Hola, Thilo!
Gracias por la referencia que haces en tu artículo a mi reclamo porque un periodista copió una de mis entradas como si él lo hubiera escrito. En este orden de ideas, lo que le ocurrió a Victor Solano con el blog de su hijo, en el que un anónimo le cuestionó la acogida que tuvo "El sitio de Victi" en la comunidad bloguera, puede ser escrito por un troll. Todos estos debates sumados tendrán que tener un efecto multiplicador, no solo para el caso mío, sino para todas las otras situaciones que citas en este comentario. Tenaz lo de la pornografía infantil. Yo me uno a insertar la imagen que propones y a enlazarlo con la definición de Wikipedia.
Un abrazo virtual.

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

¡Hola Markota!
La verdad yo ya estoy empezando a preocuparme, porque coincidimos en tantas cosas... ;-)
Sí lo de Víctor Solano estuvo feo, aunque el dijo que no hablaría más del asunto por sugerencia de un amigo cercano...
También leí los comentarios de Guaguau, y otras cosas que te contaré ojalá en persona un día de estos...
Gracias por avalar mi idea, creo que todos tenemos el deber de moderar los comentarios, bien sea pre- o post- comentario, porque si no la blogósfera va disminuir su calidad drásticamente.
Me alegra mucho tu espíritu guerrero y noble a la vez, pero ya sabes que cuentas con muchos amigos para protestar masivamente contra el periodista boliviano ése.
Un abrazote a mi amiga. THILO

Álvaro dijo...

Buen artículo Thilo, y excelente invitación. Yo también pienso unirme apenas pueda.
Un saludo cordial

Chesk dijo...

Los trolls, xDD.

Cuesta acostumbrarse a ello, pero yo desde hace tiempo sigo esa práctica que cuentas: modo ignore on.

Pero sí son simpáticos hasta les doy las gracias por perder su tiempo en leerme. La educación ante todo. :)

Si no, estos cuatro pelagatos destrozan todo lo que pillan.

Un abrazo desde España.

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

Hola Álvaro: Me alegra que te guste la idea. Creo que debemos acabar con el esquema ESTÍMULO-REACCIÓN, y de alguna manera implementar una pedagogía dentro de los foros de nuestros micromedios de comunicación. Estuve pensando, y la idea no es ser excluyente con un blogger o idea en particular, sino con las actitudes troll. Se parece un poco a la filosofía de Antanas Mockus, de la "cultura ciudadana", ahora que lo pienso. Gracias por tu visita.

Hola Chesk: Como siempre es un verdadero placer contar con tu visita. Me imagino que al ser una blogger muy activa en temas políticos, como se deduce de gran parte de tus posts (aunque obviamente escribes sobre muchas otras cosas), debes ser un "imán" para este tipo de personajillos.
Gracias por tu visita, y saludos de paso a tí y todos los lectores y lectoras en España. THILO