miércoles, octubre 04, 2006

Cambio libertad por el ranking

En días recientes fui testigo excepcional de "ataques mediáticos" contra varios blogs amigos. Les llamo "ataques", en vez de "comentario", "crítica" u "opinión", porque lo que "se dejaba leer" eran frases medio irracionales, carentes de sustentación, y cuyo objetivo principal era denigrar a los autores de unos artículos en sus blogs.

Las motivaciones personales para estos "ataques" sin forma y sin fondo, carentes de imaginación, lógica o estética alguna, en mi opinión son tan oscuros como las personalidades anónimas de quienes las emiten. Cualquier blog (o blogger) puede ser objeto de estos ataques, aunque es mucho más frecuente que el "objetivo militar" sean los blogs más populares o más leídos. En este blog tales ataques han sido inexistentes, por fortuna, quizás, porque no es tan léído, o quizás porque su contenido no sea tan polémico.

De cualquier manera encuentro estos intentos por coartar la libertad de expresión tan reprochables como los que se practican contra los periodistas común y corrientes. No por eso las ventajas y beneficios de escribir un blog, y de leer otros, siguen superando con creces las desventajas. Hoy reproduzco un artículo del escritor y blogger peruano José Antonio Galloso (JAG), de su blog personal del mismo nombre, que ilustra mi sentir y pesar por este fenómeno negativo de los "trolls" con mucha exactitud. Gracias a JAG por permitirme reproducirlo. Aquí va:

LA NECESIDAD DE SER VISITADO O LOS CHIQUITOS MALCRIADOS DE LA BLOGOSFERA
Por José Antonio Galloso

Si partimos de la premisa de que se publica un blog en respuesta a la necesidad de ser leído o visitado o de alimentar el ego desmedido que nos mueve, nos encontramos frente a una serie de intentos locos por lograr el objetivo, es así que son muy pocos los blogs que se mantienen fieles a sí mismos, sin responder a la malsana inclinación de los que se encuentran sumergidos en los medios, es decir, al ataque, al chismorreo, al texto efectista y sin contenido.


Es triste pero el mundo de la blogósfera “literaria” o “artística” o “cultural” o como diablos la quieran llamar, se encuentra llena de ripios y de individuos que tratan de alimentarse de los otros, y no, de lo que pueden hacer por ellos mismos. Es así que, muchos proyectos que en un principio sonaban interesantes y atractivos, con el tiempo han empezado a devenir en la crítica superflua de los otros y en el devaneo absurdo del ataque gratuito.

Bueno digamos que la formula, a pesar de ser barata, siempre funciona, claro, si alimentamos el morbo de los lectores al hablar mal de los otros, es seguro que ganaremos cierta lectoría. Y hay muchos blogs que sobreviven de esta manera, blogs carroñeros, aves rapaces del ciberespacio. Y claro, muchos otros, al ver el éxito de aquella fórmula que no requiere esfuerzo ni rigurosidad alguna, se lanzan ávidos por lograr obtener su tajada en el pastel de las estadísticas, en el afán desesperado por sentirse importantes.

Y yo digo, bueno, hay de todo en el mundo que nos ha tocado, pero si al menos se tuviese un poco de rigurosidad crítica en los alcances, si al menos se cuidara un poco el manejo del lenguaje y la elaboración de los argumentos, pero claro, es evidente que eso es mucho pedirle a alguien que no es capaz de hacer lo propio, de utilizar la herramienta interesantísima que constituye un blog para ofrecer sus propios trabajos y dejar que los lectores elijan y decidan lo que vale de lo que no.

Y lo peor de todo es que, de esta manera, es decir utilizando esta estrategia facilista, no sólo se convierten en viejas chismosas de barrio popular, si no que, quieren convertirse en dioses capaces de decirnos lo que vale y lo que no, lo que es aceptable y lo que es basura. Es un cuadro sumamente triste, por no decir patético, es algo así como el comentarista de fútbol que parece saberlo todo, pero que todos sabemos, nunca en su vida ha pateado una miserable pelota.

En este preciso momento, yo pienso que podría sacar mi tajadita estadística de la torta de la figuración si me pusiera a nombrar algunos blogs que a esto se dedican, y a darles, con mucho placer, la cantidad de palos que de muy buena gana les daría, por absurdos, por poco críticos, por incapaces de desarrollar sus propios espacios, por no tener mayor mérito que el del ataque burdo. Pero no lo haré, ese comportamiento adolescente se los dejo a ellos: que sigan juntándose en esos grupitos tontos que no hacen si no aplaudirse entre ellos y disfrutar con su patraña “pseudo literaria” o “pseudo cultural”.

La verdad, yo creo que deberían retirarse de este espacio y buscar más bien un espacio en las zonas de espectáculos o de política donde si funciona el insulto gratuito y la falta de rigurosidad, pero bueno, ya lo sabemos, la libertad de expresión y todo eso de “yo soy libre de decir lo que quiero”, pero al menos, por favor, y esto se los digo a ustedes “amiguitos”, si por casualidad pasan por este espacio, hagan un esfuerzo, aplíquense un poco, tómense unos minutos en el bar, o frente al computador y traten de ofrecer algo más interesante que el puro chismorreo de viejas y los ataques gratuitos, ¿o es acaso que habiendo tanto que leer, tanto que ver, tanto de lo que hablar, tantas cosas interesantes que ofrecerles a los lectores, es eso lo único con lo que han podido salir?

Vamos señores, todos sabemos que ser un maldito es mucho más que jugar a ser el matoncito de la secundaria, o lanzar una par de insultos, o decir que todo es una mierda, o ponerse un seudónimo bien transgresor, o inventar un blog carroñero ¿Me pregunto que dirían Rimbaud, Kerouac y los otros, de ustedes “amiguitos”, muchachitos malcriados? Estoy seguro de que se burlarían muchísimo y los mandarían a cagar de una patada en el culo, ¿o me equivoco?

PRIMERA IMAGEN: "Artísticamente incorrecto", de la página del Internet del períodico EL MUNDO de España
SEGUNDA IMAGEN: imágenes extraídas de Google Image, fotomontaje por JAG

7 comentarios:

José Antonio Galloso dijo...

se agradece maestro, es un hornor para mí. Saludos

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

¡Hola! Ni más faltaba. El honor es mío, y gracias por lo de maestro. Nos estamos leyendo. THILO

Missed in Action dijo...

Hola Thilo,

Duras las críticas de Galloso, pero totalmente ciertas. Me adhiero a la honestidad de escribir sin buscar la paja en el ojo ajeno.

Por cierto, felicitaciones por el BlogJuan, mejor no ha podido ser!!!

Saludos, nos seguimos leyendo.

PD. Ehemmm... te conté que voy a ver a Robbie Williams el otro martes?

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

¿Rubén qué...? No conozco a ese señor..., me suena como a música guasca..., qué raro..., no sabía que Jorge Barón estaba llevando el Show de las Estrellas a Santiago de Chile..., increíble...

Por ende: ¡NO ME DA ENVIDIA!

p.d. sus boletas parecían chiviadas..., no ví la calcomanía con el logotipo tridimensional característico....

oscarfelipechavez dijo...

que envidia (de la buena) que los lean... mi blog solo lo visito yo mismo, debe ser por lo intimo, ¿a quién le interesan mis impresiones sobre el mundo?... y si, estamos de acuerdo, ya tendremos una oleada de blokers,(hakers de blogs) una suerte de contracultura pseudo punk, debemos estar alerta porque se meterán a las plantillas a editar y dañar los contenidos de los decentblogs

Missed in Action dijo...

ja ja ja ja ja ja ja ... el apunte estuvo buenísimo... ¿quién le dare la patadita de la suerte a Ruben Williams?, jejeje.

Saludos...

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

Hola Oscar Felipe: Yo si entré el otro día a visitar su blog, pues lo conocí el día que usted me preguntó cómo se insertaban los videos. No sé si lo que le respondí, le sirvió para algo..., entre otras cosas. Por cierto, además de médico, soy Licenciado en Filosofía (e Historia) igual que usted, o sea que somos colegas. Felipe: tu último post es de Junio, por tanto te recomiendo actualizat tu blog, y sobre todo, inscribirlo en blogalaxia, pues esa es una fuente de promoción y visitas muy importante. Cualquier cosa, me escribe, y le ayudo con lo de insertar videos de YouTube.
Amigo Léón: insisto, no es por envidia, pero para mí que esas boletas son chiviadas... sniff...