miércoles, mayo 03, 2006

Ser líder no es cuestión de partidos


Loable el ejemplo de Lucho Garzón, el Alcalde Mayor de Bogotá, quien no ha sucumbido a la presión de los transportadores saboteadores del orden y la convivencia de la capital. Hace algún tiempo, nadie hubiera apostado a que un político de izquierda, con una vasta historia en el sindicalismo, pusiera la cara por la verdadera mayoría del país y el bien común. Y cabe decir lo mismo de Sergio Fajardo, el alcalde de la capital antioqueña. Ambos se han esforzado con éxito por mejorar la movilidad, la seguridad y la convivencia ciudadanas en las dos ciudades más importantes de Colombia, y que juntas representan el 25% de la población nacional.
La experiencia parece repetirse en Latinoamérica con políticos de izquierda moderada como el recién salido presidente de Chile, Ricardo Lagos, y el presidente actual del Brasil, Lula da Silva.
Contraste macabro el de la izquierda populista de Hugo Chávez, Evo Morales, y algunos de los candidatos radicales de izquierda a la presidencia del Perú y de Ecuador. Valdría entonces la pena que los directores de los medios de comunicación nacionales, indaguen si la propuesta del Polo Democrático Alternativo, por ejemplo, y más concretamente la de Carlos Gaviria, es la de la izquierda de Lula o la de Chávez.
Los debates televisados de RCN y CARACOL, y las publicaciones de la prensa como las de SEMANA, el sitio Web VOTEBIEN, entre otros, han estado muy cándidos en este sentido. Los colombianos esperamos que se cuestione y se le exija al candidato-presidente Álvaro Uribe, porque lo natural es que el Constituyente Primario (El pueblo que elige) pida cuentas. Pero últimamente se les ha olvidado a estos medios indagar más sobre las verdaderas intenciones políticas de los demás candidatos, y en particular las de Carlos Gaviria, el candidato llamado a ser el segundo lugar en intención de voto, según las grandes encuestas. La opinión no sólo se crea a partir de encuestas, sino también ventilando los hechos políticos.
Muchas veces esos mismos medios nos critican a los colombianos por ser inmediatistas y no analizar la coyuntura política. Pero aún estamos esperando que nos den elementos de juicio. Llevan cuatro años hablando de la favorabilidad de Uribe, y la no-favorabilidad de Serpa. Podrían ahorrar millones de pesos en escuetas encuestas, y más bien contestar preguntas de fondo.
Claro está que el análisis es algo más intelectual, pero imposible que los señores de EL TIEMPO, EL ESPECTADOR o de SEMANA no tengan alguien por ahí que piense. La otra obsesión de los medios es el tema de la corrupción, muy importante, claro está. Pero de nuevo, existen muchos políticos que son honrados, pero no tienen dotes de estadista, porque gobernar es una habilidad que no todos poseen. Y de nuevo, analizar, en los medios, al parecer es una habilidad escasa.
Por ejemplo, ¿qué opinan Antonio Navarro, Gustavo Petro, Piedad Córdoba y el candidato Carlos Gaviria de los sindicatos de transportadores capitalinos?, ¿A quién apoyan, a Lucho o los del paro?, ¿Por qué?
Ese es el tipo de información que queremos escuchar. Por ahora, al menos, los medios han sido claros en destacar y apoyar, cuando es el caso, el liderazgo político de Lucho o de Fajardo. Otra pregunta, para Mockus, ¿Por qué ha enfocado su partido Visionarios alrededor de si mismo? Es la hora en que aún no sabemos nada del equipo de Mockus.
¿Por qué no han destacado más la presencia electoral de Enrique Parejo González, siendo el único líder político cuya ideología es incuestionablemente de derecha, pero no aprueba la gestión de Uribe? ¿O es que nos quieren hacer pensar a los colombianos, que toda la derecha es uribista, y toda la izquierda es chavista? ¿A conveniencia de quién(es)?
Señores periodistas de los medios masivos de comunicación: Dios les dio un cerebro, ya es tiempo de que lo usen. O como diría un neogalanista: ¿Ahora o nunca?

3 comentarios:

Johnymepeino dijo...

Pues a la que pueda posteo sobre la nuclearización de españa. No lo dude amigo. Muchísimas gracias por venir! Un abrazo.

Sebastián González dijo...

Primero gracias por parar en mi blog de Santa Fe.
Hablando de política tengo que decir que es verdad que los medios no están involucrándose a fondo en la información más importante de los candidatos.
Por ejemplo, Carlos Gaviria tiene grandes vínculos con la insurgencia colombiana.
Carlos Gaviria sostiene una gran admiración por el ejercicio de la política que viene cumpliendo el presidente Hugo Chavez, aunque le crítica su ímpetu, su autoritarismo y lo compara con Álvaro Uribe en este sentido, aprueba su gestión de gobierno, eso me parece gravísimo pues le da un voto de confianza al gobierno que se encarga de desestabilizar las relaciones del continente, sabiendo que sus bolsillos seguirán llenos de petrodolares, pero su pueblo sigue en los índices de pobreza mas absurdos.
Su actividad como administrador nunca se ha probado y estoy de acuerdo en que siempre tiene que haber una primera vez, lo que no comparto es que su primera vez tenga como nombre PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA.
Estoy de acuerdo con Salud Hernández cuando dice que Carlos Gaviria es el candidato que todo publicista quisiera tener en sus manos: Su aspecto bonachón, su increíble apariencia física, su forma pausada de hablar, la rectitud de su carrera y su intachable hoja de vida, le dan votos muy valiosos en esta carrera presidencial, pero detrás de este aspecto esta escondido un hombre que esta apoyado por los sectores más oscuros de la izquierda colombiana, estos que todavía creen que pueden llegar al poder por medio de la vía armada.

Un amable saludo.
Mas opiniones en http://sebastiangonzalez.blogspot.com

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

OK Sebastián. Estoy de acuerdo con usted, aunque esos estigmas de doble vía, en los que los se acusan mutuamente de guerrilleros o de paracos, me parece que es una forma que ambos candidatos tienen para eludir el debate con argumentos. Gracias por visitarme.