lunes, diciembre 03, 2007

Irreversible lección de democracia (Editorial)

No sólo los venezolanos, sino muchos latinoamericanos seguíamos con impaciencia los resultados del referendo para la reforma constitucional de Venezuela, que virtualmente hubiera instaurado una dictadura comunista, esa sí irreversible, a diferencia del régimen venezolano actual. Sin embargo, a diferencia de otras ocasiones cuando ganaba el presidente Hugo Chávez por amplia mayoría en alguno de los múltiples comicios electorales, el CONSEJO NACIONAL ELECTORAL (CNE) de Venezuela demoró injustificadamente la promulgación de los resultados, demostrando así su falta de independencia del ejecutivo. Con la prohibición por ley de hacer públicos los resultados, pero conociendo el Bloque del NO los resultados de antemano, gracias a la abnegada y riesgosa labor de los testigos de la oposición, y que recogían las actas de los resultados en los puestos de votación, ya se sabía de antemano que el NO a la reforma había triunfado.

Por eso estaba muy tenso el ambiente, pero el pueblo venezolano aguantó pacientemente. Tanto así que el periódico colombiano EL TIEMPO se apresuró a decir que el SI ganaría según una fuente de DATANÁLISIS, y repitiendo lo dicho por una fuente de EFE. El jefe de DATANÁLISIS negó la información públicamente en CNN en vivo y en directo, pues no sólo no era cierto, sino que podía ser acreedor de una demanda del estado por promulgar resultados antes que el CNE, lo que es un delito en Venezuela, como ya se decía. Pero los medios de comunicación internacionales querían la chiva del momento a como diera lugar, lo que de paso es un cuestionamiento ético. Pasada la una de la madrugada, en medio de esas grandes tensiones y temores, la presidente del CNE, Tibisay Lucena, en un larguísimo comunicado televisado, finalmente dio la cara para hacer públicos los resultados oficiales:
“En la ciudad de Caracas, el día 2 de diciembre de 2007, el Consejo Nacional Electoral, a fin de dar cumplimiento al artículo 344, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y a los artículos 185 y 189 de las normas para regular el referendo de reforma constitucional, según resolución número 071105-2864, de fecha 5 del mes de noviembre de 2007, emanada del Consejo Nacional Electoral, una vez recibidas las actas de escrutinio, la comisión de totalización procedió a examinarlas, comprobándose que corresponden a las mesas electorales de la circunscripción nacional, procedió a totalizar los votos obtenidos de las opciones SÍ o NO de las siguientes preguntas: ¿Aprueba usted el proyecto de reforma constitucional, con sus títulos, capítulos, disposiciones transitorias, derogatoria final presentado en dos bloques, y sancionado por la Asamblea Nacional, con la participación del pueblo, y con base en la iniciativa del presidente Hugo Chávez? Bloque A, la opción del NO 4.504.354, con un 50,70% de la votación. El SÍ, 4.379.392, con un porcentaje del 49,29%.(..) La tendencia es irreversible.”
El porcentaje de venezolanos que le dijo NO al "bloque B" del proyecto socialista que daba amplios poderes al ejecutivo para manejar la economía, la prensa y la jurisdicción territorial a su antojo, fue del 51,4%. La fiesta de los estudiantes venezolanos, verdaderos artífices de esta victoria, no se hizo esperar. Júbilo democrático. Mientras tanto, Hugo Chávez daba una de sus larguísimas conferencias pseudofilosóficas, tratando de convertir su derrota en triunfo, y con Doña Yolanda Pulecio y Astrid, madre y hermana de la excandidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, y quien se halla secuestrada por la guerrilla de las Farc, en primera fila junto a la senadora ultraizquierdista, la doctora Piedad Córdoba, llorando a moco tendido junto al resto de acompañantes del presidente venezolano, porque la dictadura chavista había perdido una de sus más cruciales batallas.

Así como la gran mayoría del pueblo colombiano rechaza el chantaje de la guerrilla de las Farc, declarando como canjeables un pequeño grupo de secuestrados de 45 personas -cuando en realidad tienen a más de setecientos secuestrados-, a cambio de un despeje territorial que le permita expandirse y cometer más crímenes de lesa humanidad, y así como el pueblo venezolano en medio de una gran tensión y temor salió a expresar su voluntad popular, asimismo deberían entender estas señoras que Ingrid es una víctima del terrorismo, y no del gobierno. No hay que ser un aliado del gobierno colombiano para entender tan elemental verdad.

Pero además, no hay que convertir una causa justa, como lo es la libertad no sólo de Ingrid y su corte exclusiva de canjeables, sino de todos los secuestrados, en un arma política para figurar en los medios y hacer un show mediático, que más que perjudicar al gobierno colombiano, perjudica a sus instituciones, y por ende, a los habitantes que pretende beneficiar y proteger de estos males y muchos otros, como por ejemplo la instauración de un régimen antidemocrático. No está de más hacerse la pregunta de si la madre de Ingrid Betancourt y algunos de los familiares de los secuestrados VIP no habrán perjudicado gravemente las posibilidades de liberación de sus seres queridos, al convertirlos en un botín muy valioso para la guerrilla.

Por eso esta mañana amaneció el cielo despejado, por fin, gracias a un puñado de estudiantes latinoamericanos, y su poder de convicción para reunir a otros latinoamericanos del continente, y de todas las edades y tendencias ideológicas, alrededor de una causa justa: la libertad.

2 comentarios:

Camilo Andrés dijo...

¡Me siento un ganador! Me siento venezolano de corazón. Como estoy de feliz por la derrota del matón del teniente coronel Hugo Chávez

Ahora sí lo callamos: ¡Por qué NO TE CALLAS! Bueno el pueblo lo hizo en las urnas con todo y el fraude que hizo Chávez. 8 horas sin un boletín y sin dejar acceder al centro de totalización a la oposición es un indicio de que Chávez perdió estrepitosamente.

Venezuela le dijo no al comunismo, no al socialismo, no a la lucha de clases, no al chavismo. Ganó la democracia, Carajo.

Ahora un referendo revocatorio para eliminar a Chávez de un vez por todas. Fuera Chávez de Venezuela.

¡Qué Viva Venezuela! ¡Qué viva Colombia! ¡Qué Álvaro Uribe! y ¡Qué viva la democracia!

Toda la “ultraderecha” celebra a rabiar y a reventar, carajo http://desenfin.wordpress.com/2007/12/03/chavez-perdio-la-reforma/

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

Hola Camilo: Bueno, me imaginaba que usted sería uno de los más contentos con este resultado. Y aunque Chávez lo niegue, nadie estaba votando a favor de Uribe o Bush, sino de la democracia venezolana precisamente, como usted mismo dice. Por ende no hay que ser un "ultra" de nada para estar contentos con el resultado. Ahora que, ya sabemos que Chávez no se dará por vencido en sus ambiciones, y ya está reinterpretando su propia constitución. Y los gringos observarán pasivamente el "desenlace sin fin" -parodiándolo-, a ambos lados de la frontera, mientras fluya petróleo. Mejor dicho, esto parece una "desgracia sin fin" para la estabilidad regional. Esperemos a ver qué tan fuerte es el gobierno colombiano, porque lo de la amenaza de suspender el comercio bilateral, pondrá de rodillas a más de un uribista, sobretodo a los partidarios de las empresas colombianas más afectadas. Los del otro bando político obviamente están arodillados hace rato. Esperemos que el presidente colombiano siga firme en esto, y que los políticos cínicos del primer mundo nos apoyen, en vez de atacarnos como nación. Pero la verdad es que estamos lejos de tener ese poder económico para comprar conciencias y promover agendas ideológicas mediante dádivas monetarias. Kirchner, Correa, Evo y la UE están completamente subordinados, Brasil-neutral por conveniencia- tiene bloqueado a Venezuela por ahora (quien lo creyera), y Chile, Uruguay y Perú son por ahora los únicos gobiernos amigos en la región. Saludos.