domingo, junio 15, 2008

¿Un mundial sin Brasil?

Suena exótico, quizás por lo improbable, o quizás también porque para muchos fanáticos del fútbol, un mundial sin Brasil no sería mundial. Pero es absolutamente posible, al menos en teoría, de acuerdo a la lógica de las matemáticas y de la estadística. A la fecha de hoy, siendo 15 de junio, y habiendo perdido los cariocas un partido ante un equipazo como lo es Paraguay por dos goles a cero, pero habiendo perdido también contra el “patito feo” de la región -en lo que a fútbol respecta-, como lo es Venezuela, y por idéntico marcador en un partido amistoso, se me ocurrió la pregunta del "Qué pasaría si...". Aún están de cuartos en la clasificación general, justo un punto por encima de la “vinotinto” (Venezuela) precisamente, y aún falta mucha tela por cortar.

Las eliminatorias ni siquiera están a la mitad. Seguramente la estadística demostrará que la probabilidad de que Brasil entrara en una debacle continuada es más bien baja, y que se trata tan sólo de una mala racha. Aún así me intriga saber cual sería la respuesta de los hinchas brasileros, y del pueblo carioca* en general, ante una hipotética no clasificación de su equipo al Mundial de Sudáfrica-2010. Sin temor a exagerar, creo que ello sería un golpe peor para la nación auriverde que una sanguinaria dictadura militar, o una crisis económica sostenida y generalizada, o un desastre climático y humanitario a gran escala. Claro que como organizadores del Mundial del 2014, los pentacampeones tienen garantizada una "recuperación" de este golpe hipotético.

Los brasileros literalmente viven por y para el fútbol. Son el único equipo del mundo que no ha faltado a un sólo mundial. Para ellos no asistir a cualquier mundial de mayores, sería un desastre equiparable para su moral al de la derrota de los Estados Unidos en la Guerra del Vietnam, y ello a pesar de que el sentido común indicase que nada vale más que una vida humana, y mucho menos el orgullo por una camiseta de fútbol. Pero para el gobierno que estuviere eventualmente en el ejercicio del poder en ese momento, la situación sería más que incómoda. Los brasileros empezarían a buscar en quien desquitarse. Quizás empezarían a utilizar su tiempo libre en evaluar qué tan bien o mal anda la política en su país. Las exigencias y demandas del pueblo por la reducción del desempleo, por mejores condiciones socioeconómicas y más justicia e igualdad no darían espera.

Enfrentados con su realidad, quizás algunos cariocas decidieran iniciar una revolución. El país entraría en una racha de inseguridad interna, que ahuyentaría no sólo a los mercaderes de pases multimillonarios de los futbolistas, sino de productos básicos de exportación brasileros. O quizás, sólo quizás, la nación carioca asumiría la “hecatombe” con dignidad y entereza, y tratarían de entender los sentimientos de millones de hinchas de equipos humildes que hemos celebrado en su momento la sola clasificación a un mundial como una hazaña histórica. Quizás, como en esa película de boxeo de Sylvester Stallone llamada “Rocky II” buscarían el tal “ojo del tigre”, y volverían a sus raíces futboleras de antaño, esas de cuando el fútbol era un arte y una pasión, por encima de un artículo de mercadeo masivo. Y ahí si volverían para demostrar de qué están hechos, y por qué el de Brasil, se supone es el mejor fútbol del mundo.

Pero en el convulsionado mundo de hoy, mucho me temo que la primera versión apocalíptica, y según la cual, la supervivencia de toda una nación quedaría en veremos por un juego de noventa minutos con once tipos en pantaloneta contra otros once, luchando a sangre y fuego por impulsar un balón de cuero sintético dentro del arco de su rival, sería la más probable. También cabría preguntarse si la FIFA sería neutral ante una eventual debacle de este equipo. ¿Perderían demasiado dinero de no "meterle la mano" al asunto? ¿Los árbitros empezarían a equivocarse “más de la cuenta” a favor de Brasil durante la parte final de la eliminatoria? ¿Alegarían que perdieron porque les tocó jugar a una altura superior a los 2500 metros sobre el nivel del mar?

Supóngase además, que al final de la jornada Brasil igualara con Venezuela en puntos para el último lugar de los que entran, pero que una diferencia de gol a favor del primero no los clasificara. ¿Acusaría el presidente brasileño y sindicalista Lula Da Silva a su otrora amigo y homólogo venezolano, el "revolucionario" Hugo Chávez Frías de comprar árbitros con petrodólares? O si ese equipo del empate fuera Colombia por ejemplo, ¿qué harían? ¿Cómo reaccionaría la FIFA? ¿Habría rompimiento de relaciones diplomáticas entre los países empatados? Porque hace casi cuarenta años por ejemplo, en 1969, estalló una guerra entre Honduras y El Salvador. ¿El desencadenante? Un partido clasificatorio al Mundial de México-70 entre las selecciones nacionales de estos países.

Muchos dirán quizás que, “eran otros tiempos”, o que “eso por aquí no sucedería, ya que somos democracias maduras”. Pero…, algunos de los hinchas aquí en Colombia y en el mundo han asesinado a otros hinchas de equipos rivales, por partidos de muy poca monta. Aquel cinco de septiembre de 1993 cuando Colombia le ganó a la Argentina 5-0 en Buenos Aires por la clasificatoria al mundial de 1994, hubo 51 muertos por las celebraciones en nuestro país. Y los hinchas de los países “duros” del fútbol, como Argentina, Brasil, Inglaterra, Alemania o Italia, son capaces de “hazañas” muy superiores. ¡Bah! ¡¿Pero por qué me amargo el rato con situaciones hipotéticas?! Mejor disfruto mientras pueda. Y el día que Brasil no clasifique al mundial, o se estrelle un mega-asteroide contra el planeta, o lo que sea, pues cierro los ojos y me tapo los oídos. Igual no soy hincha de Brasil. Faltaba más…

NOTA 1 (19/6/2008): *: Gracias a Titowed que me hace una observación sobre el empleo erróneo en este artículo del gentilicio 'carioca', toda vez "que no es correcto llamar a Brasil como la nación carioca o la selección carioca, los cariocas son solo los del estado de Rio de Janeiro, es como si al referirse a Colombia se dijera la nación paisa o la nación cachaca".

NOTA 2 (19/6/2008): Falta un partido de la fecha que se jugará hoy entre Venezuela y Chile, si cualquiera de los dos gana, podría subir al tercer o cuarto lugar de la tabla, pues ambos tienen siete puntos y con una victoria serían diez puntos, igualando a Colombia, y definiéndose la posición por diferencia de goles a favor. Brasil con nueve puntos se desplazaría al quinto lugar, aún en la zona de clasificación pero con repechaje. Se publicará en este blog una tabla con las posiciones actualizadas una vez se conozca dicho resultado.

10 comentarios:

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Un mundial sin Brasil, otra Eurocopa con un par de invitados de peso. Ojalá se diera pero la Cnfabulación Suramericana de Fútbol le meterá la mano descaradamente. Hablemos el miércoles depués de que pierdan con los argentinos

EDITOR GENERAL (THL) dijo...

Ese espero sea un partidazo. Y sí, vamos a ver qué pasa..., saludos.

Anónimo dijo...

estimados!
soy la eugenia guevara que escribio aquello de casablanca, queria invitarlos a conocer la revista online que estamos haciendo

www.ruletachina.com

(en la seccion de recomienda, veran un ciclo de cine colombiano en bs as)
saludos!

EDITOR GENERAL (THL) dijo...

Hola Eugenia: Le confieso que al principio no entendía su comentario, pero luego me acordé que hace unos dos años publiqué un artículo publicado aquí sobre esta una de mis películas preferidas, y releyéndolo..., claro, yo la cité usted. De manera que muy honrado con su visita, y de seguro pasaré a visitar su sitio Web, y quizás también algunos de los lectores.
SALUDOS.

El Minotauro dijo...

Los mundiales de futbol ya no son un evento deportivo.

Estan hechos para que ganen los tradiconales favoritos del publico.

eria conveniente evitar que algunos 'duros' no vayan (eliminar a Alemania y Argentina para el mismo mundial). En ese mundial Brasil no debe pasar de la primera ronda.

Y asi sucesivamente ir debilitando a los duros para dar paso a otros equipos.

La copa debe ser un premio para el mundo y no para 3 o cuatro pasises que siempre la tienen.

(¿Resucitar al Uruguay?)

Ahora bien es mas probable 15 mundiales sin Colombia que uno sin Brasil.

Y es que este Brasil es un coloso, que por puro azar existe.

Si brasil no va al mundial, deberiamos invadir con tanques la Amazonia y quitarle al menos un millon de km al Imperio Brasilero....

Brasil es grande y no extrañaria la perdida de unos cuantos km de selva.

EDITOR GENERAL (THL) dijo...

Minotauro: Uau..., me ganó en especulaciones sobre los alcances teóricos de una eliminación de Brasil..., ¡¿un millón de km (cuadrados)?! Ese es el área de Colombia..., je, je. No sé, un millón de km cuadrados de selva para que la guerrilla se refugie ahí y siembre coca..., preferiría más bien que ellos [los brasileros] se queden con ese tipo de problemas, y que sean ellos y sus vecinos beligerantes [Argentina, Venezuela] los que lidien con la presión internacional para despejar territorios, pelear contra terroristas y narcotraficantes, preservando su legado cultural y tratando de salvar al medio ambiente en el proceso, y claro, tratar de clasificar al mundial sin tener a toda la FIFA de su lado. Pero creo que ya le metí demasiada política a un asunto que en realidad era sobre el mundial... Muchos saludos y mil gracias por su visita y oportuno comentario.

Titowed dijo...

Bueno yo vivo en Brasil y les aseguro que sí seria una gran tragedia nacional, perder con venezuela les dolio pero a nadie aqui se le pasa por la cabeza quedar fuera de un mundial. Creo que si en algún momento llegara a estar en riesgo la clasificación los meterian a punta de arbitro o magicamente los rivales saldrían dopados y perderian los puntos. Podrían tener el peor equipo del mundo pero la cantidad de dinero que mueven por imagen y patrocinio impedirán que se queden por fuera.

Otra cosa, no es correcto llamar a Brasil como la nación carioca o la selección carioca, los cariocas son solo los del estado de Rio de Janeiro, es como si al referirse a Colombia se dijera la nación paisa o la nación cachaca.

EDITOR GENERAL (THL) dijo...

Hola Titowed: Pues muchas gracias por su valioso testimonio, que se puede considerar 'de primera mano', dado que usted vive allá y conoce muy de cerca el fenómeno 'futbolístico-sociológico'. Y gracias también por la corrección sobre lo de los 'cariocas', siempre se aprende algo nuevo. SALUDOS.

alf. dijo...

Los mundiales de futbol, están previamente armados con los equipos cabezas de grupo y eso es parte del negocio, lo que pasa es que los "fanáticos" somos tan idiotas que nos creemos el cuento de las competencias para eliminatorias.
Yo opino que a los mundiales deben ir quienes hayan hecho méritos para ganar, así falte: Brasil, o Alemania, o Argentina, o Italia y tener en cuenta que en muchos paises el deporte ha evolucionado y tiene derecho a participar y destronar a brasileros, argentinos, alemanes , etc.
Colombia debe tener jugadores que defiendan la camiseta colombiana y no sólo estén pensando en la contratación exorbitante de un equipo europeo, por eso a nuestro País le va mal.

EDITOR GENERAL (THL) dijo...

Hola Alf.: lo de las "cabezas de serie" es verídico. Si de veras se crearan los grupos mundialistas al azar, de seguro que habría otros países en el salón de la fama de los ganadores, y por otro lado, quizás alguno de esos países campeones estaría de todas maneras como uno de los grandes y frecuentes ganadores de la Copa mundial, confirmando ahí sí que su futbol es uno de los mejores del planeta. Saludos y gracias por su visita y comentario.