jueves, septiembre 21, 2006

Tortura de animales

Dicen que en la guerra se conoce lo peor y lo mejor de lo que es capaz el hombre. Algunos otros consideran sin embargo, que el trato y la forma de relacionarse con los animales también son un claro indicio de la personalidad o carácter del ser humano. Personalmente conozco personas que no les gustan los animales, por ende no tienen mascotas, aunque eso no los hace malas personas.

Ahora que si usted tiene mascotas en su casa, si está implícito el deber de respetar la dignidad de los animales, y no incurrir en conductas abusivas ni el maltrato. El post de hoy es una republicación de un artículo original del blog Adéntrate en el camino de baldosas amarillas, escrito por una amiga virtual de España, que es una activista de los derechos de los animales, y denuncia un lamentable caso de tortura animal que fue muy célebre en España en días recientes.

Cuando le pregunté si podía republicar su artículo me dijo que claro que sí, si bien según sus propias palabras: “Aunque la verdad, creo que es el post que con más cabreo he escrito en mi vida.” Creo que cuando los lectores lean su post, y vean el video que lo acompaña, quedarán igualmente “cabreados”. Al menos ese fue mi caso. Pero dejemos que sea la autora la que nos cuente el caso en sus propias palabras.

Ser un hijo de puta
Por Chesk

El título del post se ajusta a la realidad de lo que os voy a describir. Existen muchos tipos de hijos de puta - miren a su alrededor y seguro que encuentran alguno - pero hay un prototipo que mi forma de ser y de pensar me impide tenerlo cerca , o en su defecto, ni poder mirarlos a la cara: son los desalmados que maltratan a los animales indefensos; los que ahorcan a los galgos, los que abandonan a sus perros cuando llega el verano puesto que ya no sirven de juguete, o los que les producen cualquier tipo de daño a un animal.

La semana pasada, todos los telediarios nacionales abrieron sus noticias con el siguiente video:


ATENCIÓN: ABSTENERSE DE VERLO PERSONAS CON ALTA SENSIBILIDAD, O DEMASIADO SUCEPTIBLES, ASÍ COMO MENORES DE EDAD SIN LA COMPAÑÍA DE SUS PADRES O ADULTO RESPONSABLE.

Un hijo de puta, oriundo de Galicia, había apaleado a su perro hasta la muerte porque se comía las gallinas. Fue grabado por su vecino y condenado a una multa no muy elevada. Sin embargo, el asunto no finaliza ahí; lo que realmente enciende la cólera de cualquier persona con sentimientos es que, en el juicio que se iba a celebrar entre el denunciado y denunciante, los propios vecinos de este salvaje le apoyaban y atacaban a la persona que lo había delatado:

Grabó con vídeo el momento en que un vecino golpeaba salvajemente a su perro. Con esa imagen logró que la Justicia retirase los animales al maltratador. Ahora quien sufre amenazas es él y sus animales. El perro del denunciante ha aparecido muerto, ha ocurrido en Ribeira, en A Coruña.

Incomprensible, insólito, indignante e inimaginable. Díganme ustedes qué podemos esperar de una sociedad que voluntariamente se pone de lado de un individuo capaz de matar a un animal a palos y que no muestra ni el más mínimo arrepentimiento de ello.

Luego que nadie se sorprenda cuando nuestros gobernantes dan su apoyo moral a toda la chusma del planeta. Al fin y al cabo, no actúan de manera distinta a muchos de nosotros.

5 comentarios:

Sistema Informativo Atrabilioso dijo...

Totalmente de acuerdo: esa brutalidad contra cualquier ser indefenso es muy frecuente: niños (en las últimas horas una bebé de dos meses murió después de ser violada), animales y todo lo que no se pueda defender y al que le puedan "aplicar" todo el poder.
Usted sabrá mejor este asunto, pero creo que entre la pedofilia y lo que hemos leído y visto, no hay gran diferencia.
Y después nosotros, los ingenuos, queremos que no hayan guerras, que los niños y ancianos sean respetados y tratados con dignidad, cuando la ley no va más allá de lo que representa económicamente la víctima, dejando de lado la intención, los motivos y el daño mental que tiene el agresor.
Un abrazo.

El Cerrajero dijo...

Pues mira esto y dime si no es un crimen también.

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

Estimado Jaime: Otra deplorable noticia (y mucho peor, sin duda) la que nos das a todos. Pues es lamentable que las instituciones estatales de los países, al parecer, sólo sirvan para cobrar impuestos. Y de los verdugos, y la justicia que no se les aplica, mejor ni hablar. Gracias por visitarme, y un abrazo también. THILO

Estimado "Cerrajero": Ya ví la otra lamentable noticia que nos ofrecen los medios de tu país. Si eso ocurre con los "Pura Sangre", que no pasará con los pobres caballos que no ocupan las "altas esferas" de la admiración (in) humana. Como lo indica mi amigo Jaime en el comentario anterior al tuyo, el panrama se vueve completamente sombrío cuando vemos que estas mismas "políticas" las aplican "seres humanos" entre sí. Gracias por tu aporte, un abrazo desde Bogotá, a ti, y a todos los lectores españoles. THILO

Chesk dijo...

Ante todo gracias a ti, Thilo, por reproducirlo. :)

Siempre se ataca al débil, al indefenso, al que no puede defenderse por sí mismo o que no tiene el suficiente valor para hacerlo; nadie niega que el pastor aleman podría haberse revuelto frente al sádico dueño y haberle destrozado lo que pillara. Y sin embargo no lo hizo; fue noble y leal ante todo aunque le estuvieran matando a palos.

Sigo diciendo, no obstante, que para mí lo peor fue la respuesta de los vecinos que luego le apoyaban a posteriori; que exista un maníaco, sádico y psicópata en este mundo no significa que la sociedad lo apoye.

Un abrazo desde España.

EDITOR GENERAL OIMC dijo...

¡Hola Chesk!
Creo que el periodismo de denuncia (en términos elegantes "investigativo") es una de las modalidades más difíciles. Por un lado lo es porque el periodista debe evitar el "sensacionalismo", y por el otro, debe procurar que los hechos denunciados, y el rechazo que pretende inducir en la sociedad sobre los delitos o actos que comete en contra de la misma, no sean más que una moda pasajera.
Pero bueno, no estamos sólos, y de vez en vez, nos arriegamos a publicar sobre temas "impopulares", y algunas veces, personas como tú logran darle trascendencia a la noticia.
Las gracias te las debo yo a ti, y ya sabes que este humilde blog es tu casa. Un saludo y abrazo, nos estamos leyendo. THILO